logo zonadiet.com

La importancia de beber agua durante las altas temperaturas

 Compartir este artículo:

de la sección: Salud


Tanto con las altas temperaturas como con el ejercicio, la temperatura corporal aumenta, y la forma que tiene nuestro organismo de regularla y mantenerla constante es a través del sudor.
A medida que el sudor comienza a generarse, la piel se va refrescando, lo cual a su vez refrigera la sangre y el interior de nuestro organismo.

copa de agua La temperatura corporal interna constante es de 37ºC. Cuando la misma es superior a 41ºC nuestras células se lesionan, pero pasados los 42ºC la célula muere por la coagulación de sus proteínas.

Durante el ejercicio intenso realizado en épocas de calor, no debemos sobrepasar nuestros propios límites. Debemos siempre estar hidratados y como hemos mencionado anteriormente, el sudor es quien regulará nuestro óptimo rendimiento conservando la temperatura corporal adecuada.

La sed, es el mecanismo por el cual regulamos la ingesta de agua o líquidos.
Cuando la concentración de los líquidos corporales es anormal, percibimos la sed. Al sudar la sangre pierde agua y se vuelve espesa, por lo tanto la concentración de sodio es mayor de lo normal generando sed. Al beber agua para combatir esa sed, la sangre vuelve a tener una concertación normal de sus minerales.

Siempre es aconsejable y conveniente para nuestro organismo beber antes de tener sed, ya que cuando la sensación de sed aparece ya hemos perdido entre 1 al 3 % del peso corporal en líquidos, es decir ya estamos deshidratados.

Un punto importante a tener en cuenta es que, los niños (por no tener bien desarrollados el mecanismo de la sed) y las personas mayores (por haber perdido esa sensibilidad), suelen deshidratarse con gran facilidad en días calurosos. Al no sentir sed, no beben y los líquidos no se reponen.


La cantidad recomendada y el punto de equilibrio

La sensación de sed aparece cuando el organismo ha perdido entre 1% y 3% del peso corporal en líquidos. Estar bien hidratados, nos ayuda a resistir mejor los períodos con altas temperaturas.

La cantidad óptima a beber para estar seguros de estar bien hidratados, es saciar nuestra sed, pero agregar un poco más.
Existe un método muy práctico para saber si estamos reponiendo los líquidos corporales de manera correcta y consiste en observar el color de la orina.
Si la orina es oscura y escasa, significa que la concentración de desechos es alta y por consiguiente debemos beber más agua.
Cuando la misma es clara y abundante nuestro equilibrio hídrico es adecuado.

Es válido aclarar que si estamos tomando algún tipo de medicamento o complejo vitamínico el color de la orina varía, y en ese caso el único indicador es el volumen o cantidad de orina.
Otros síntomas de deshidatración son la fatiga, dolor de cabeza y agotamiento.
Estas sensaciones suelen darse en el verano.

Síntomas que se presentan ante un golpe de calor:

  • calambres
  • dolor de cabeza
  • náuseas, vómitos
  • confusión y desorientación
  • debilidad
  • bajo rendimiento para el ejercicio

Ahora bien, tanto la falta de líquidos ingeridos como el exceso generan un desequilibrio en nuestro organismo.
Esto se debe a la presencia de sodio, el mineral más abundante en los líquidos corporales.
Si bebemos en forma abundante, se acumula demasiada agua en el organismo causando retención de líquidos. Esto es producido porque el cuerpo no tiene la capacidad de eliminar tanta ingesta hídrica.
Al eliminar el sodio a través de la orina y el sudor, más la cantidad de agua bebida, el equilibrio de este mineral se ve afectado: su concentración en sangre disminuye. Esto se conoce como hiponatremia.

Para prevenir esa hiponatremia al realizar ejercicio en un ambiente caluroso se debe:

  • añadir algún alimento salado
  • no beber abundante agua
  • ingerir bebidas deportivas con sodio de a sorbos pequeños.

¿Qué papel desempeña el agua en nuestro organismo?

  • Transporta la glucosa, el oxígeno y las grasas hacia los músculos que entrenan, y elimina el dióxido de carbono y el acido láctico que se producen.
  • Elimina los metabolitos de desecho a través de la orina.
  • Regula la temperatura corporal a través del sudor (transpiración).
  • Ayuda al proceso digestivo con la saliva y demás secreciones gástricas.
  • Lubrica las articulaciones.
  • Protege órganos y tejidos.

Además de la ingesta de agua, también podemos reponer líquidos mediante el consumo de frutas y verduras frescas, o buscar opciones sin azúcar en alguna bebida refrescante.


Compartir este artículo:


   Para conocer la información apropiada a su perfil particular, visite a un profesional de la salud
Controle periodicamente su estado de salud. No se base en una sola opinión, consulte varias fuentes de información.
Las opiniones vertidas son responsabilidad de sus respectivos autores.
No mencionamos algo de su interés? Encontró algún problema en esta página? Haga click aqui para Contactarnos
También puede encontrarnos en Google+ y en Facebook
La utilización de este sitio implica la aceptación de los términos y condiciones.
Absolutamente prohibida la copia y/o reproducción total o parcial de los contenidos de esta página.
©1999-2014 Zonadiet.com - ZNDT Inc. Todos los derechos reservados.