logo zonadiet.com

El hígado, órgano vital que desintoxica al organismo.

 Compartir este artículo:

de la sección: Salud


El hígado es la glándula más grande del organismo, con dos kilos aproximadamente de peso. Es el único órgano interno que se regenera en un tiempo breve cuando sufre daños parciales. Se localiza en el hipocondrio derecho del abdomen (región abdominal superior y lateral derecha).

Funciones del hígado
Muchas son sus funciones en nuestro organismo, pero la producción de bilis, es una de las más importantes.
La bilis que produce el hígado, es almacenada en la vesícula biliar y se va liberando en la digestión, según las necesidades de la misma.


En la digestión la bilis es necesaria para absorber las grasas, ya que las descompone en partículas más pequeñas, también para convertir al betacaroteno en vitamina A, para facilitar la absorción de vitaminas liposolubles (A, D, E, K) y del calcio.
También, se previene el estreñimiento, por acción de la bilis, puesto que promueve los movimientos peristálticos del intestino

Absorbidos los nutrientes a través de la mucosa intestinal, pasan a la sangre y son llevados al hígado por la vena porta.
El hígado almacena hierro, y vitamina A, vitamina B12 y vitamina D, los guarda para que sean utilizados en función de las necesidades vitales.


Otra de sus funciones es intervenir en el metabolismo de las grasas, sintetiza ácidos grasos, a partir de los aminoácidos y los azucares, también produce colesterol, fosfolípidos y lipoproteínas, y oxida a las grasas para producir energía.
Con respecto a los azúcares, el hígado produce una sustancia llamada GTF (factor de tolerancia a la glucosa), que junto con la insulina, regulan el nivel de azúcar en sangre.
Los azúcares que no se necesitan para generar energía inmediata, se almacena en el hígado y en los músculos en forma de glucógeno, que se convertirá en energía cuando el organismo lo requiera.


El exceso de calorías (alimentos) es convertido en grasas por el hígado, y trasportadas al tejido graso corporal para ser almacenadas.

Junto a los riñones el hígado, desintoxica al organismo de sus efectos tóxicos, como por ejemplo el amoniaco (sustancia que se produce por la digestión proteica y la fermentación bacteriana de los alimentos en el intestino).
Luego el hígado combina sustancias tóxicas con otras que lo son menos, y se expulsan a través de los riñones.

Otras funciones son: regular la función tiroidea, ya que convierte a la tiroxina (T4) en su forma activa triyodotironina (T3), cuando esta conversión no se realiza de forma normal, es ahí donde la persona puede padecer hipotiroidismo.
El hígado también descompone hormonas cuando estas han cumplido su labor.


Causas de trastornos hepáticos (en el hígado)
Existen razones por las cuales el hígado no funciona adecuadamente y nuestra salud se ve en peligro, las principales son:

  • Medicamentos o Fármacos
    Como estas sustancias son desconocidas para el organismo, el hígado debe realizar un doble esfuerzo para eliminarlas y neutralizar sus efectos en el organismo.

  • Exceso de comida o alimentos
    Es este el motivo básico del mal funcionamiento hepático, que se traduce en fatiga hepática.A más comida, más trabajo para el hígado, y un hígado sobrecargado no puede desintoxicar al organismo adecuadamente.

  • Dieta desequilibrada e inadecuada
    Una dieta baja en proteínas y alta en grasas saturadas y carbohidratos, resulta perjudicial para el hígado, justamente son las proteínas las que necesita para poder reparar su tejido. Son nocivos para este órgano, las comidas preparadas, el azúcar refinada y sus subproductos, las harinas blancas, el alcohol y la cafeína.

  • Acumulación de venenos
    Los insecticidas, los conservantes y otros causan daño hepático, es decir la función hepática se ve alterada, y también si la toxina afecta al páncreas y/o los riñones.


Recomendaciones para prevenir el deterioro hepático

  • Vigilar nuestra dieta, que sea rica en frutas, verduras, cereales integrales, semillas, lácteos desnatados y carnes magras.
  • Beber abundante agua, beneficiando así la depuración orgánica y el correcto trabajo metabólico.
  • Evitar el estreñimiento, ya que cuando lo hay el hígado trabaja doblemente, por lo tanto la inclusión de fibra en la alimentación es básica.
  • Evitar el alcohol, el tabaco y la cafeína.
  • El exceso de sal y azúcares y bebidas gaseosas, resultan dañinos.
  • No tomar en exceso vitaminas, que se acumulan en el hígado, en especial la vitamina A
  • No tomar medicamentos por su cuenta, excepto que el medico lo indique.

Tener en cuenta todos estos aspectos, evitara la sobrecarga hepática, para que así el hígado funcione normalmente, sin poner en peligro nuestra salud y calidad de vida.


Compartir este artículo:


   Para conocer la información apropiada a su perfil particular, visite a un profesional de la salud
Controle periodicamente su estado de salud. No se base en una sola opinión, consulte varias fuentes de información.
Las opiniones vertidas son responsabilidad de sus respectivos autores.
No mencionamos algo de su interés? Encontró algún problema en esta página? Haga click aqui para Contactarnos
También puede encontrarnos en Google+ y en Facebook
La utilización de este sitio implica la aceptación de los términos y condiciones.
Absolutamente prohibida la copia y/o reproducción total o parcial de los contenidos de esta página.
©1999-2014 Zonadiet.com - ZNDT Inc. Todos los derechos reservados.