zonadiet.com

Los parches anticonceptivos

 Compartir este artículo:

de la sección: Salud


Desde hace ya bastante tiempo se sabe de la correcta capacidad de absorción de la piel de las diferentes sustancias medicinales.

Desde el advenimiento del tratamiento hormonal de reemplazo en el caso de la menopausia, a fin de impedir la pérdida de masa ósea de la mujer en este período de carencia hormonal, se han utilizado diferentes vías de administración hasta que se llegó a la piel. La piel, mayor órgano del cuerpo humano, es capaz de incorporar en forma correcta la dosis justa necesaria para el tratamiento que se necesita administrar.

Para los tratamientos se habían empleado tanto los parches como las cremas y jaleas con el contenido hormonal que la paciente necesitaba dependiendo de cada caso en particular.
Una vez que se aprendió que las hormonas podían administrarse correctamente de este modo tan simple, que los parches podían renovarse una vez por semana, y que de esta forma se podían evitar los olvidos frecuentes que sucedían con la técnica de la administración diaria oral de la hormona, se optó por administrar las hormonas de los anticonceptivos anovulatorios de la misma manera.

Esta forma de administración contiene la misma asociación de las dos hormonas encargadas de inhibir la ovulación que contienen las pastillas (un suplemento de las hormonas progesterona y estrógeno). Tienen las mismas contraindicaciones que las pastillas y producen los mismos inconvenientes. Está desaconsejada para mujeres fumadoras, o con patología en el territorio venoso, etc.

La efectividad de los parches es similar a la de las pastillas, que es de aproximadamente un 98%, y su administración es semanal sobre la piel (nalgas, abdomen bajo, torso o antebrazo) durante 21 días antes de la menstruación. Es fundamental el detalle de aclarar que los parches nunca deben colocarse sobre las mamas.

Los parches, según sus fabricantes, son resistentes al sol y el agua, y suponiendo que se desprendan, pueden ser renovados sin que por ello se pierda efectividad.

Resumiendo, la gran ventaja y diferencia de los parches sobre las pastillas, es que no se debe consumir la pastilla todos los días, sino tan solo cambiar el parche una vez por semana.


Compartir este artículo:


   Para conocer la información apropiada a su perfil particular, visite a un profesional de la salud
Controle periodicamente su estado de salud. No se base en una sola opinión, consulte varias fuentes de información.
Las opiniones vertidas son responsabilidad de sus respectivos autores.
No mencionamos algo de su interés? Encontró algún problema en esta página? Haga click aqui para Contactarnos
También puede encontrarnos en Google+ y en Facebook
La utilización de este sitio implica la aceptación de los términos y condiciones.
Absolutamente prohibida la copia y/o reproducción total o parcial de los contenidos de esta página.
©1999-2014 Zonadiet.com - ZNDT Inc. Todos los derechos reservados.